11.7 C
La Serena
Miércoles, Agosto 17, 2022
spot_img

El tiempo cuenta: Cómo detectar dos silenciosos y mortales cánceres muy frecuentes

El cáncer de colon y el cervicouterino son enfermedades completamente distintas, pero si algo tienen en común, es que son patologías silenciosas que presentan síntomas cuando ya se encuentran en etapas avanzadas y son muy frecuentes entre la población, causando una gran cantidad de muertes. Es por eso, que el paso del tiempo en ellas sí que cuenta y su detección oportuna es vital para prevenir su desarrollo o curar a quienes las padecen.

Según Global Cancer Observatory de la OMS, el cáncer colorrectal es el segundo tumor maligno más frecuente en Chile para ambos sexos, mientras que el cervicouterino es el cuarto que afecta más frecuentemente a las mujeres de nuestro país.  “Mientras otros cánceres han ido disminuyendo, el de colon es el que más ha aumentado. Está muy asociado al estilo de vida, al sedentarismo, una baja ingesta de fibra, frutas y verduras, obesidad y sobreconsumo de carnes rojas. Quien tiene un familiar que lo ha tenido, también tiene mayor probabilidad de desarrollarlo”, explicó el doctor Nelson Zepeda, cirujano del Hospital de La Serena.

Desde la otra vereda, el doctor Óscar Muñoz, ginecólogo y oncólogo del hospital serenense, indicó que “el cáncer cervicouterino tiene una incidencia de aproximada de 500 mil casos a nivel mundial al año y el 60% de ellas muere, es decir, existen unos 280 mil fallecimientos anuales de mujeres producto de esta enfermedad. Cada 2 minutos, en el mundo se muere una mujer por cáncer de cérvix y en el país, fallecen 2 diariamente por esta causa”.

Estos cánceres tienen devastadores consecuencias para quienes viven con ellos pero tienen grandes posibilidades de sobrevida si son diagnosticados y tratados a tiempo. Es importante destacar, que el cervicouterino se demora hasta 20 años en presentar síntomas, como sangrados anormales y abundantes en la menstruación, dolor en las relaciones sexuales o flujo con mal olor. El cáncer de colon, también es una patología que se demora en ser sintomática y parte con la formación de pequeños pólipos que pueden demorarse hasta 15 años en transformarse en un tumor, manifestándose como cambio notorio en los hábitos intestinales, baja de peso, anemia o pérdida de sangre por el intestino.

PERO ¿CÓMO DETECTARLOS? En el caso del cáncer colorrectal, el doctor Zepeda sostuvo que quienes no tengan antecedentes familiares de esta patología, “se recomienda que se hagan un estudio de hemorragias ocultas en deposiciones, entre los 45 y 50 años. Si eso sale positivo, deben hacerse una colonoscopia. Aquellas personas con síntomas, deben consultar a un médico y hacerse una colonoscopia”.

El doctor Javier Elorza, médico internista oncólogo del Hospital de La Serena, destacó que “la colonoscopia está indicada hacerse desde los 50, cada 5 años, en población sana”. Ambos especialistas coinciden en que quienes deben permanecer más alerta y consultar tempranamente, son aquellas personas que tengan antecedentes de cáncer de colon. “Ellas deben hacerse este procedimiento al menos 10 años antes de la edad de diagnóstico de su familiar. Si una persona es diagnosticada a los 45 años, sus familiares deberían hacérsela a los 35”, señaló el médico.

¿Y EL CÁNCER CERVICOUTERINO? Mónica Castellón, matrona de la Unidad de Patología Cervical del establecimiento informó que esta afección “es casi 100% prevenible porque en más del 80% de los casos, se debe a la infección por Virus del Papiloma Humano y por lo mismo, es importante tener control ginecológico con una matrona o un doctor y tomarse el Papanicolau (PAP)”. Éste es importante comenzar a realizarlo luego de iniciar la vida sexual o desde los 25 años y hacerlo cada 3 años. Al respecto, Elorza declaró que este examen “es la única herramienta que ha demostrado en toda la historia de la humanidad poder disminuir la incidencia de un cáncer. Para que tenga efecto poblacional debe tener una cobertura de un 80% o más, cosa que en Chile no se cumple porque estamos entre 50 al 60%”.

¿EN QUÉ CONSISTE VERDADERAMENTE UNA COLONOSCOPIA?

El colon es la parte más larga del intestino grueso y la colonoscopia es un procedimiento que se hace a través de una pequeña cámara que va en un tubo flexible que se introduce a través del ano, utilizando analgésicos y sedación. En él se examina el intestino y se busca la presencia de pólipos o acumulaciones de tejido para tomar una muestra, analizarla y realizar un diagnóstico. Si bien puede ser molesto y requiere preparación, este examen realmente puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte de una persona.

¿CÓMO ES REALMENTE EL PAP?

Este es un examen que ha permitido disminuir los casos de personas que padecen cáncer cervicouterino, junto con la administración de las vacunas contra el Virus del Papiloma Humano. El PAP también puede causar temor, pero dura muy pocos minutos y en él, la paciente debe acostarse en posición ginecológica para que se le inserte un espéculo para observar la vagina y el cuello del útero. “Se toma una muestra de las células que se descaman del tejido del cuello y se analiza en un laboratorio. La verdad es que es rápido e indoloro, es un poco incómodo sí, pero no se compara con el beneficio que puede entregar”, aclaró la matrona Mónica Castellón.

Y ¿DÓNDE HACERSE ESTOS EXÁMENES?

Tanto el Papanicolau como la consulta para que un médico pueda indicarle la necesidad de una colonoscopia, puede hacerlos acudiendo a su consultorio o centro de salud más cercano. Es fundamental que tenga la tranquilidad que el diagnóstico y el tratamiento de estos cánceres están cubiertos por las Garantías Explícitas en Salud (GES, ex AUGE). Las posibilidades de tratamiento de ambas enfermedades dependen de la etapa en que sean pesquisadas y pueden incluir procedimientos menos invasivos, cirugías, quimio o radioterapia.

“Como equipo humano estamos preparados para atenderlos, en el Hospital de La Serena trabajamos para que los pacientes se sientan cómodos con su tratamiento y estén tranquilos, pese a las dificultades que les puso la vida. Somos el hospital de referencia oncológico y donde se realizan todas las quimioterapias de la región. Acogemos a los pacientes y sus familias apoyándolos en todo el proceso”, expresó Paola Cuello, enfermera de la Unidad de Oncología del recinto asistencial.

¿CÓMO PREVENIR?

Algunas recomendaciones para prevenir el cáncer de cuello uterino es no fumar, usar preservativo, tener controles periódicos con su ginecólogo o matrona y hacerse el PAP periódicamente. Disminuir el consumo de carnes rojas, limitar la cantidad de alimentos procesados y aumentar la ingesta de fibra pueden ayudar a disminuir las posibilidades de desarrollar tumores colorrectales.

UN SALTO CUÁNTICO: LA NUEVA UNIDAD ONCOLÓGICA DEL CDT

El Centro de Diagnóstico Terapéutico del Hospital de La Serena incluye una nueva Unidad de Oncología y un moderno espacio de quimioterapia con 16 sillones de quimioterapia de alta calidad, lo que mejorará radicalmente las condiciones de atención, cambiando por completo la experiencia de los pacientes, al brindar la comodidad y privacidad que ellos merecen. Además, el dispositivo contará con una exclusiva farmacia oncológica para preparar los medicamentos de quienes luchan diariamente contra el cáncer.

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,061SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img