Astrónomos del mundo le dan apoyo a proyecto de telescopio LSST

La Serena.- Un paso primordial en su camino a convertirse en una de las instalaciones científicas más importantes del mundo ha logrado el proyecto del Gran Telescopio de Rastreo Sinóptico (LSST, por sus siglas en inglés), que se levantará en el cerro Pachón, comuna de Vicuña. Un reporte emitido el 13 agosto por un prestigioso comité convenido por el Consejo Nacional de Investigación para la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos clasificó al LSST como la más alta prioridad para asignación de fondos entre todos los actuales proyectos de construcción de grandes instalaciones terrestres destinadas a la astronomía.

El reporte, titulado “Nuevos Mundos, Nuevos Horizontes en Astronomía y Astrofísica”, señala que dicho comité recomienda que el LSST sea enviado inmediatamente al análisis de Construcción de Grandes Equipos e Instalaciones (MREFC) de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF), dependiente del gobierno de los EE.UU., la cual debe dar su visto bueno para acceder a la última instancia en el proceso, el Congreso norteamericano, que asigna los fondos del presupuesto.

 

“El primer lugar del ranking para el LSST es el resultado de: 1) sus convincentes estudios científicos a realizar y su capacidad para abordar muchos de los objetivos de estos estudios simultáneamente, y 2) su condición de estar listo para presentarse al proceso de MREFC, como se desprende de su madurez técnica, la evaluación de riesgos del estudio y la evaluación de los costos de construcción y operación.  Habiendo hecho progresos considerables en términos de su preparación desde el reporte de 2001, el comité juzgó que el LSST era el más listo para partir”, señala en documento, el cual especifica la relevancia de que este nuevo telescopio logre iniciar su funcionamiento antes de finalizar la próxima década.

 

El comité en cuestión fue conformado por unos 300 astrónomos y para elaborar su informe recogió las opiniones de mil profesionales del estudio del universo, analizando los diferentes proyectos de infraestructura terrestre para la Astronomía que buscan alcanzar su concreción en los próximos años, muchos de los cuales postulan a fondos gubernamentales del país del norte.

 

El director del LSST y profesor de la Universidad de California (Davis), J. Anthony Tyson, manifestó su satisfacción por “escuchar este sólido apoyo de nuestros colegas de la comunidad científica, por un proyecto por el que hemos estado abogando por muchos años”, y agregó que “el LSST transformará la manera como estudiamos el universo. A través del mapeo profundo y rápido del cielo visible, el LSST permitirá a todos experimentar una nueva mirada de nuestro universo, y permitirá la exploración de emocionantes nuevas preguntas en una variedad de áreas de la astronomía y la física fundamental”.

 

En Chile, el Dr. Chris Smith, director del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo y representante de la misión del Observatorio de AURA en Chile (institución que albergará en nuestro país al consorcio LSST), destacó que “con este reporte esperamos una revisión de diseño preliminar por parte de la NSF entre diciembre de este año y marzo del próximo. En ese período, la NSF nos revisa y, ojalá, da luz verde para presentar al Congreso en 2011, para el presupuesto de 2013. Es posible que llegue algo de dinero en 2012, pero el plazo más realista es 2013. En 2013 comenzamos la construcción, en 2017 ya estamos terminándola, empezando pruebas en 2018 y el 2019, en plena operación. Y hasta 2029, diez años de operaciones”.

 

El astrónomo admitió que el plazo de cuatro años que se han fijado para la construcción es estrecho para este tipo de proyectos, de tanta complejidad, “pero nos hallamos bien preparados. Nos encontramos ya trabajando en los diseños finales. Podemos dar el contrato en cuanto llegue el primer dólar para la construcción”, dijo. Precisó que “Ya tenemos el espejo y a menudo eso es lo que demora más. Creemos que cuatro años es realista, porque ya estamos bien avanzados en muchas cosas que generalmente se incluyen en la construcción” de un observatorio.

 

Un proyecto único

 

Con un espejo primario de 8,4 metros de diámetro, el LSST estará equipado con la mayor cámara digital del mundo, de 3,2 miles de millones de pixeles. Este sistema rastreará cada semana todo el cielo visible, hasta límites muy tenues, en múltiples colores. El estudio durará 10 años y producirá 2.000 imágenes de cada parte del cielo del hemisferio sur. Producirá 30 terabytes de datos por noche, produciendo una base de datos total de 100 petabytes. Este masivo conjunto de imágenes será utilizado para construir por primera vez una “película” en colores del cielo, que permitirá únicos y potentes estudios de objetos que se mueven o cambian en luminosidad. Los ejemplos van desde asteroides cercanos a la Tierra potencialmente peligrosos, hasta explosiones de estrellas masivas en el universo distante. El conjunto de 10 años de datos puede ser también usado para indagar los misterios de la materia oscura y energía oscura, dos de los desafíos más grandes en la actualidad para el entendimiento de las fuerzas fundamentales y bloques básicos de la construcción de la naturaleza.

 

Una característica única del proyecto es que la base de datos y catálogos resultantes se harán disponibles para la comunidad americana y chilena en toda su extensión, sin restricciones de propiedad. Un sofisticado sistema de manejo de datos proporcionará fácil acceso, permitiendo consultas simples y exploración de las imágenes por usuarios individuales, incluyendo profesionales, amateurs, educadores y público en general. El público compartirá activamente la aventura del descubrimiento del dinámico universo, tal como lo ha descrito el CEO de la multinacional informática Google, Eric Schmidt: “El LSST producirá un nuevo cielo. Sondeos únicos del universo resultarán de esta innovación, permitiendo el descubrimiento de inimaginables fenómenos. El LSST reunirá y organizará la información en una expansiva nueva mirada del universo, haciéndolo disponible para mentes curiosas de todas las edades”.

 

34 universidades y laboratorios norteamericanos se han unido en una sociedad público-privada para construir el LSST. La NSF y el Departamento de Energía, ambos del gobierno de los EE.UU., han contribuido con fondos para su diseño y desarrollo.

 

Este proyecto viene a nuestro país como parte del Observatorio AURA en Chile, que opera los conocidos telescopios de Cerro Tololo, Gemini Sur y SOAR (Telescopio Austral de Investigaciones Astrofísicas).

Compartir en .....