Sueño-Reparador

Experto aconseja cómo lograr un sueño placentero en vacaciones

El kinesiólogo de la Universidad San Sebastián, Omar Orellana, entregó una serie de recomendaciones para conciliar un sueño reparador durante las vacaciones en las que muchas personas suelen salir a acampar.

Para el experto muchas veces no es posible conciliar el sueño porque se extraña la propia cama o porque la infraestructura del lugar no es la adecuada.

“Dormir bien es indispensable durante todo el año; pero siempre es aconsejable adoptar posturas adecuadas mientras se descansa. Aunque en vacaciones hay que considerar que éstas dependen fundamentalmente de las características del lugar de relajo”, afirmó Orellana.

El experto sostuvo que durante las vacaciones, se acostumbra a dormir en hoteles, cabañas o en carpas con las evidentes diferencias que eso implica.

El académico indica que muchas veces los colchones están blandos o deformados o la superficie de la cama sobre la que está puesto el colchón puede interferir en el buen descanso por la flexibilidad del material que provocará deformaciones del colchón por el peso del cuerpo, atentando contra la postura de los distintos segmentos de la columna vertebral y extremidades.

El especialista sugiere que al dormir en carpa, conviene asegurarse de que la superficie en que instalará colchonetas y sacos de dormir no tenga inclinaciones ni deformaciones para evitar “rodar” sobre el cuerpo durante el sueño y que las colchonetas tengan una densidad y grosor adecuados.

Estas consideraciones son aplicables a la elección de la almohada para que, con las mismas características de flexibilidad, asegure la mejor posición del cuello y cabeza.

Asimismo explica que “una almohada demasiado alta no es recomendable para la postura de la espalda. Hay que escoger una que posea las características de flexibilidad y adaptabilidad es más recomendable para la postura “de lado”, mientras se duerme”.

Omar Orellana, kinesiólogo USS sugiere que para asegurar un buen dormir es conveniente:

– Revisar el área sobre la que pretenda descansar, considerando que la superficie del colchón sea firme.

– Que el colchón no presente deformaciones y que tenga la densidad adecuada para adaptarse al cuerpo, es decir, que cumpla con las características de firmeza, homogeneidad y adaptabilidad.

– Escoger una almohada flexible que asegure la mejor posición del cuello y cabeza.

Compartir en .....