Niños visitan acuarios UCN3

Acuarios UCN continúan atrayendo a los más pequeños

Ya son cerca de cuatro mil los escolares que han visitado durante este año los acuarios de la Universidad Católica del Norte, poco menos del total registrado durante 2013. Y además, los niños no se han limitado al tradicional Mes del Mar, sino que han continuado llegando durante junio hasta el Campus Guayacán, para conocer y tocar especies propias de la flora.

Estos resultados tienen muy contentos a los responsables de los acuarios de la UCN, en especial al encargado de realizar las visitas guiadas, Helmo Pérez, quien pone en cada recorrido los conocimientos adquiridos en este cargo y también a través de su vasta experiencia como buzo deportivo.

Casi a diario son varias las delegaciones que recorren las salas situadas junto a la bahía de La Herradura, las que exhiben durante todo el año diversas especies vivas, colecciones biológicas e instrumentos de investigación. Los acuarios constituyen así una especie de réplica a escala del ecosistema que vive a pocos metros y que es estudiado desde hace cerca de 30 años por científicos de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN.

Una de las secciones que conocen los visitantes es el de especies vivas, acondicionadas en cinco acuarios que representan distintos tipos de hábitats. Luego viene un área de instrumentos y herramientas usados en investigación científica, y a continuación, la colección biológica, montada en vitrinas que muestran corales, aves marinas, mamíferos acuáticos, fósiles marinos, crustáceos, moluscos y equinodermos.

El sector de las tortugas marinas es el que introduce a los niños – y también adultos – en el tema de la basura y especialmente del plástico en el mar, a fin de crear conciencia acerca del daño que estos residuos están provocando a las distintas especies marinas.

Futuro acuario regional

Los ejemplares de flora y fauna que contienen los acuarios de la UCN presentan especiales características, debido a que la región de Coquimbo forma parte del sistema de surgencia de la Corriente de Humboldt, que se distingue por una gran riqueza y productividad biológica, explica Javier Sellanes, Secretario de Investigaciones, Extensión y Asistencia Técnica de la Facultad de Ciencias del Mar. Este ecosistema marino único, prosigue el académico, “posee tipos de hábitat que albergan una gran biodiversidad marina, siendo la mayoría de las especies desconocidas por gran parte de la sociedad, no así para la comunidad científica, incluyendo a los profesionales de la UCN”.

De allí las expectativas que ha generado en la casa de estudios superiores el interés manifestado por el municipio de Coquimbo en torno a un trabajo conjunto con miras a un acuario regional que estará ubicado en esa comuna. El proyecto cuenta a su favor con la experticia de los profesionales de la Facultad de Ciencias del Mar, para atender a requerimientos como la necesidad de agua de calidad, los sistemas de bombeo y la posibilidad de recolección de animales, entre otros.

 

Compartir en .....