eating healthy food

Fundación Chile entrega las claves para comer sano en verano

En plenas  vacaciones de verano los cambios de rutina suelen favorecer el aumento de peso con alimentos que no necesariamente son nutritivos. Además, según el estudio realizado por la Revista Chilena de Nutrición, la población incrementa en 200Kcal la ingesta de alimentos durante los fines de semana del verano.

En este escenario, la product manager de Alimentos de Fundación Chile, Paulina Sazo, destacó la diferencia entre la alimentación y la nutrición. Puesto que, alimentarse consiste en subsistir y mantener el organismo, en cambio nutrirse adecuadamente se refiere a la incorporación de nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

“Una manera de nutrirnos bien, aprovechando las vacaciones en la playa, es a través del consumo de pescados y mariscos, dado  que son una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos saludables (omega 3), vitaminas y minerales”, comentó la ejecutiva.

En este sentido, es de suma relevancia verificar las condiciones de higiene y refrigeración de los establecimientos de compra de las especies marinas,  ya  que deben mantener la cadena de frio hasta su preparación. Lo anterior, evita la descomposición del alimento y la posterior ingesta de productos contaminados.

Además, en época de vacaciones es común realizar asados al aire libre, compartiendo tiempo con amigos y familiares. En este contexto, es importante incorporar cortes de vacuno que sean más magros, pollo, pavo e incluso pescados a la parrilla. Igualmente la especialista de Fundación Chile agregó que “es innovador y saludable incluir vegetales en el asado como por ejemplo cebollas, pimentones, choclos, zapallos italianos y zanahorias”.

Por otro lado, la pérdida de agua durante la época estival es mayor a la del resto del año,  producto de la constante exposición al sol, lo cual hace que  la hidratación  sea esencial. Del mismo modo, otra alternativa saludable es  incluir preparaciones de aguas saborizadas con hierbas e incorporar hortalizas con un alto porcentaje de agua como el pepino, tomate, zanahoria, cebolla y lechuga, entre otras.

Para el postre, la especialista de Fundación Chile recomienda consumir frutas de la estación como sandía, melones, duraznos y damascos. Asimismo, sugiere agregar berries como los arándanos, murta, frambuesas y frutillas, dado que poseen pocas calorías y entregan una cantidad interesante de antioxidantes.

“La invitación entonces es a ser más consientes y preocuparnos más de nuestra nutrición, realizando buenas elecciones a la hora de alimentarnos, de modo que junto con disfrutar nuestras vacaciones, nuestro organismo ingiera alimentos que permitan nutrirlo adecuadamente”, agregó Paulina Sazo, product manager de Alimentos de Fundación Chile.

Compartir en .....