Vitaminas

¿Problemas de concentración en confinamiento?: vitaminas y una dieta balanceada son claves para revertirlo

Para muchas personas los largos períodos de cuarentena que se han originado a raíz de la crisis sanitaria por Covid-19, han provocado una pérdida importante en su concentración y también en la capacidad de mantenerse activos para cumplir con las responsabilidades laborales o tareas domésticas del día a día.

Lo cierto es que nos encontramos inmersos en una etapa extraña, donde la rutina ha cambiado drásticamente, nuestro cerebro se encuentra procesando múltiples informaciones al mismo tiempo y esto, sumado a la desmotivación por no poder “retomar la vida normal que llevábamos antes” o tener pensamientos más pesimistas, puede generar una mayor sensación de cansancio y fatiga.

Pero, frente a este escenario existen algunas alternativas que nos permiten recuperar la fuerza y la concentración perdida, consumiendo una adecuada dosis extras de vitaminas y nutrientes. “Existen varias publicaciones científicas en que se asocia la función cognitiva con la disponibilidad de micronutrientes. Lo que principalmente tiene relación con las diversas funciones que cumplen vitaminas y minerales sobre el sistema nervioso central. Una dieta diversa, así como también la suplementación han sido sugeridos como medios para proteger la función cognitiva e incluso algunos los postulan como un factor protector ante el deterioro asociado a la edad. Los micronutrientes que se suelen considerar en este tipo de estudio, incluyen a las vitaminas del complejo B y la vitamina C, entre otras, además de compuestos con actividad antioxidante y antinflamatorias”, explica Daniela Vivanco, nutricionista de All Nutrition, especialistas vitaminas, suplementos alimenticios y nutrientes.

Es importante destacar que cada persona requiere una dosis particular de multivitamínicos, suplementos o vitaminasLa profesional de All Nutrition es enfática en este último punto y señala que “es importante estudiar y buscar asesoría de un experto al momento de elegir un producto, ya que éste, tal como indica su nombre busca “suplementar” o “completar” nuestra dieta, es una ayuda extra. Por ejemplo, si mi dieta es pobre en vitamina D, pero el resto de las vitaminas se consumen en cantidades suficientes, bastaría solo con suplementar la vitamina D. Pero en el caso de que mi dieta sea deficiente en varios micronutrientes, un multivitamínico resulta ser mejor opción. Entonces dependiendo de la realidad de cada individuo, variará si el producto idóneo es un multivitamínico o un suplemento de una vitamina o mineral en particular”.

ALIMENTACIÓN: UN GRAN ALIADO

Sin lugar a dudas, llevar una dieta saludable y balanceada es fundamental a la hora de mantener un buen nivel de productividad y concentración diarios. Lo anterior, se debe a que la alimentación incide directamente en nuestro estado de ánimo, la energía que tengamos, la sensación de fatiga y en las funciones cognitivas. “Insumos naturales, mínimamente procesados, de origen vegetal y ricos en compuestos con actividad antioxidante son recomendables para lograr una óptima función del organismo. Dentro de esta categoría, destacan alimentos como la cúrcuma, matcha y cacao, grandes ejemplos de alimentos naturales con un excelente potencial para ser aliados de nuestra salud”, comenta Daniela Vivanco.

Finalmente, la experta de All Nutrition explica que “en el actual período que estamos viviendo es importante darse el espacio para reflexionar y analizar cómo nos estamos alimentando o preguntarnos ¿estoy consumiendo toda el agua que mi cuerpo necesita? Si queremos hacer un cambio y cuidar nuestra salud, el primer paso a dar es convencernos realmente de querer cambiar.

Compartir en .....