Concurso-Turismo

Estudiantes chilenas llegan a la final de concurso internacional con proyecto de turismo rural

Cinco estudiantes chilenas que cursan carreras de turismo en liceos técnico-profesionales de las comunas de La Granja y Pudahuel se unieron para formular un proyecto de turismo rural que se encuentra en la última etapa de un concurso internacional de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que busca promover la participación de los jóvenes en el desarrollo de un turismo sustentable. 

A la espera de los resultados de la competencia, que serán dados a conocer el próximo 30 de septiembre por el organismo de Naciones Unidas, las jóvenes fueron recibidas por el subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte; y la directora nacional de Sernatur, Andrea Wolleter, quienes valoraron el gran trabajo realizado por el equipo nacional, quienes compiten por el primer puesto con estudiantes de Omán y España. 

El equipo está compuesto por las alumnas Jahel Campos, Valentina Valderrama y Daniela Pedreros, del Instituto Tecnológico San Mateo; y Franchesca Bustamante y Libertad Mendivil, del Colegio Alma Mater, quienes han realizado las distintas fases del proceso junto a sus profesores guía Fabiana Riffo y James Solís.

El subsecretario José Luis Uriarte valoró el proyecto, destacando que “es un aporte importante para la promoción de experiencias como el turismo rural y gastronómico”. Además, destacó que “hemos prestado todo nuestro apoyo a este equipo porque creemos firmemente en que las y los jóvenes son el futuro del turismo. En ellas podemos ver una gran energía, una enorme creatividad y una tremenda capacidad de innovar, elementos que son muy importantes en este sector, sobre todo en el contexto en el que hoy nos encontramos, haciendo frente a un proceso de reactivación luego de largos meses de paralización”.

La directora nacional de Sernatur, Andrea Wolleter, destacó que “este es el turismo que queremos construir, uno que tenga espacio para la renovación de miradas, pero que también rescate nuestro patrimonio natural, cultural y rural, porque en estas experiencias es donde los visitantes podrán conocer mucho mejor nuestras raíces y a nuestra gente. Estamos muy orgullosos de las representantes que están mostrando una cara mucho más cercana de nuestra tierra”. Además, subrayó que “este concurso es una oportunidad para que estudiantes -como ellas- se acerquen a una industria de futuro, que ofrece oportunidades a los territorios potenciando un desarrollo sustentable y amigable con nuestro medio ambiente”.

El proyecto

Para concursar, las jóvenes debían presentar un proyecto centrado en uno de los dos tópicos establecidos por la OMT: Turismo para el desarrollo rural o Contaminación de plásticos. 

Según relatan las jóvenes, luego de evaluar algunas opciones, el equipo optó por generar un plan de trabajo de desarrollo del turismo rural para la comuna de Limache, en la Región de Valparaíso, centrado en el rescate y la producción del antiguo tomate limachino como producto icónico del destino. 

Para ello, asociaron su trabajo al de un agricultor local, Enrique Jorquera, quien se ha dedicado a rescatar las semillas de este tradicional producto del campo de Limache, que no se producía hace décadas. Con ese producto como punto central, el proyecto promociona el destino turístico Limache como un lugar donde es posible vivir una experiencia de turismo rural.

Buscamos un sector que se estaba perdiendo e hicimos un proyecto a través de redes sociales (@turismoruralimache en Instagram) promoviendo Limache, para que las personas puedan ver lo lindo del lugar y el trabajo que ahí se hace”, destaca Valentina Valderrama, una de las estudiantes que conforman el equipo.

Su compañera, Jahel Campos, asegura que el objetivo de esta iniciativa es “concientizar a las generaciones actuales y a las que vienen acerca de la importancia de cuidar el planeta. Todo es parte de un ecosistema que nos acoge y debemos protegerlo. Lo que estamos haciendo, que es promover Limache con un producto tan típico como su tomate, nos llena de orgullo”. 

Franchesca Bustamante, otra de las jóvenes participantes de esta iniciativa, destaca que el proceso ha tenido algunas dificultades “como el idioma o los horarios, pero ha sido una muy buena experiencia, hemos aprendido mucho como equipo”, idea en la que coincide Libertad Mendivil, quien asegura, además, que “esto ha sido el inicio de lo que siento que va a ser mi carrera turística en un futuro, que quiero impulsar el ecoturismo y el cuidado del medio ambiente”.

Al igual que Daniela Pedreros, quien sostiene que “estar en un concurso tan importante es emocionante. Creo que es una oportunidad, porque voy a seguir estudiando turismo y esto me va a ayudar para mi futuro”.

Compartir en .....