Maite-Larraechea

El espacio, la ciencia y la robótica también son para las niñas y adolescentes

En marzo de 2020, el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) reveló que el 55% de los seleccionados para ingresar a la universidad fueron mujeres. Pese a esa mayoría, sólo el 10% de ellas fueron admitidas en carreras de ingeniería y construcción y el 6% en áreas de ciencias, muy por debajo de las cifras del 28% y 13 % de los hombres admitidos en estas carreras, respectivamente.

En su reciente participación en la Semana Ingeniosas 2021, Alyssa Carson, una joven estadounidense de 19 años aspirante a astronauta y embajadora del proyecto Mars One -que persigue crear una colonia terrestre en Marte hacia 2030-, señaló que “cada día es necesario estudiar algo nuevo. No sabemos todo lo que está en el espacio, Hay mucho más que hacer, por lo que existe mucha curiosidad. Las diferentes ciencias nos pueden ayudar a pensar en nuevas ideas”.

En su charla, Carson destacó la importancia de inspirar a las niñas a creer y soñar en grande, y encontrar una figura cercana -madre, mentora, padre, abuela- que apoye estos sueños. Recomendó también a las niñas contar estos sueños grandes, no ser tímida sobre ellos: sacar la voz pues puede que alguien que escuche tenga como ayudarte. También, en un punto altamente relevante para nuestro país dado el currículum universitario, las invitó a apasionarse por algo sin mirar tanto las barreras entre disciplinas, atreviéndose a “mezclar” de manera original.

Nos parece que otro mito que se debe derrumbar es la creencia de que quienes se insertan en este tipo de carreras deben ser extremadamente inteligentes. No es así: en todas las áreas hay casos excepcionales de genialidad, pero la gran mayoría de quienes trabajan o investigan en estas carreras son personas comunes que desarrollan su labor en base a esfuerzo, constancia y metodologías de estudio. Como en todo ámbito, no están exentos de fracasos, pero nada que impida ir, una y otra vez, por la concreción de sueños y anhelos.

En una época especialmente desafiante para nuestro país, con una discusión constitucional en desarrollo, el llamado que hacemos es a poner la mirada y a abrir una conversación sobre la necesidad de combatir una brecha de género que aún persiste.

Respecto a las carreras que se pronostican como futuramente exitosas, el estudio Future of Jobs, realizado por el Foro Económico Mundial, indica que para el año 2022 existirán 133 millones de nuevos puestos de trabajo, destacando que la mayor demanda se encontrará en áreas como la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Esto enfatiza la importancia de eliminar las brechas de género actuales tanto en la formación como en los cargos presentes en estas disciplinas. La educación y la base de investigadores sobre la cual el país podrá generar más y mejor bienestar para la población, requiere del entusiasmo, habilidad e inteligencia de muchas niñas y adolescentes chilenas que merecen el apoyo de sus familias y mucho, mucho más.

Por: Maitetxu Larraechea – Presidenta de Ingeniosas.

Compartir en .....