Adultos Mayores de Ñuñoa disfrutan sus vacaciones de invierno en Coquimbo

DSC_0047Con música, baile y un ambiente de fiesta, fueron despedidos en el techado municipal de Coquimbo, los más de de 1000 abuelitos de la comuna de Ñuñoa y 40 voluntarios del municipio, que desde el pasado viernes 22 de julio se encuentran en la zona disfrutando de 5 días de relajo y recreación.

Un viaje que se realiza en el marco de la duodécima Jornada de Invierno e integración con la región de Coquimbo, convenio de hermandad suscrito por el municipio porteño y su par ñuñoíno en el año 1997, y gracias al cual una comitiva de adultos mayores de Ñuñoa, llegan a Coquimbo durante el invierno, para conocer y disfrutar los encantos de la comuna.

Gracias a este programa de Integración, en la que por primera vez participó un grupo de abuelitos de la ciudad de Villa Alemana, los adultos mayores alojan en distintos establecimientos educacionales de Coquimbo y han podido visitar lugares turísticos y realizar actividades de apoyo social.

Para culminar los 5 días de esparcimiento, y sellar una vez más el compromiso de ambos municipio, la casa edilicia porteña organizó una fiesta en el techado municipal, lugar en el que estuvieron presentes, el Alcalde de Ñuñoa Pedro Sabat, el alcalde de Coquimbo Oscar Pereira Tapia, la diputada Marcela Sabat y los 1200 entusiastas abuelitos que bailaron y cantaron con los artistas locales que subieron al escenario para alegrar la jornada.

Durante el encuentro, el alcalde de Ñuñoa Pedro Sabat, agradeció la hospitalidad que la comuna le ha entregado durante 12 años a los adultos mayores, “En las calles o donde estemos la gente nos trata con mucho cariño y nuestros abuelitos se sienten como en su casa… Como alcalde agradezco a la ciudad este espacio de amor que se puede generar con la cálida recepción que le entregan a nuestros adultos mayores.

Sabat agrega que “Para ellos este viajes es más que vacaciones, es un espacio en el que pueden salir de la rutina y compartir con sus pares, formar amistades y lo más importante generar amor entre ellos”.

Para el edil porteño Oscar Pereira Tapia, “el hermanamiento que hace varios años tenemos con la comuna Ñuñoa, ha permitido que podamos intercambiar la parte educacional, cultural y deportiva. Nosotros todos los años recibimos a casi 1500 abuelitos en las temporadas de invierno y verano, y nosotros también enviamos a nuestra gente para que conozca la capital.

El Jefe comunal señala que “este tipo de iniciativas debieran generarse en todos los municipios, para que los adultos mayores, los niños y jóvenes tengan la oportunidad de disfrutar las bondades que ofrecen las ciudades de Chile.

Para Coquimbo es un honor poder recibir anualmente a una comitiva que llega a nuestra zona a disfrutar del mar, la gastronomía, la amabilidad de la gente y que vuelve feliz a su ciudad de origen”.

Francisca Ferrada, es una de las participantes de este viaje que visita por segunda vez Coquimbo y señala que “la ciudad ha crecido muchos desde la ultima vez que visite esta comuna, está más bonita que antes, y al parecer hay más proyectos para seguir mejorándola. La gente nos trata de maravilla, nos hemos sentido mejor que en casa”.

Los 1200 adultos mayores de Ñuñoa, finalizan su viaje por la zona este miércoles 27 de julio, cuando deban retornar nuevamente a la capital.

Compartir en .....