viajeros atrapados

Grupo de turistas argentinos fueron temporalmente acogidos en Embalse La Laguna tras corte en Paso de Agua Negra

Las mayores precipitaciones y nevadas del pasado invierno han generado importantes deshielos y aportes a los distintos embalses de la región de Coquimbo. Pero junto con estas buenas noticias para la región, la nieve caída, sumada a las altas temperaturas registradas en la cordillera, están dando problemas a la hora de mantener abierto el Paso de Agua Negra, por el que cientos de turistas argentinos llegan a la región.

Muestra de esto fue lo que sucedió el pasado viernes 22 de enero, en que la ruta se cortó durante la mañana, problema solucionado por personal de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas. Sin embargo, la misma situación se repitió en el mismo lugar cerca de las seis de la tarde, quedando aproximadamente 15 vehículos –entre chilenos y argentinos- sin poder llegar a La Serena.

Parte de estos vehículos correspondía a personal de la Junta de Vigilancia del Río Elqui, quienes regresaban de una actividad realizada en el Embalse La Laguna, ubicado en la ruta a 3.150 m.s.n.m. Su Presidenta, Mariela Arqueros Vargas, señaló que “estuvimos esperando en la ruta y viendo cómo bajaba la quebrada por cerca de una hora. Como vimos que el agua y barro no paraban de bajar, decidimos volver al embalse a esperar”.

Durante la espera, y en comunicación con Vialidad, se informó que el problema continuaba con pocas posibilidades de solucionarlo en lo que quedaba del día. Como detalló Arqueros “tras esta última comunicación de Vialidad, fuimos con parte de nuestro equipo a transmitir el mensaje a los turistas que aún esperaban en el sitio, además de ofrecer las dependencias del Campamento de La Laguna para que las familias con niños pequeños se resguardaran de la oscuridad y el frío”.

Fueron cuatro familias con niños pequeños las que se resguardaron en el campamento por cerca de tres horas, Finalmente, cerca de las diez de la noche se solucionó transitoriamente el problema para que quienes estaban a la espera pusieran salir en dirección a La Serena.

Argentinos en tránsito

Javier Ceballos y su esposa Lorena Lucini vienen de Córdoba. Estuvieron esperando tras el corte cerca de dos horas, hasta que se informó inicialmente que no se abrirían hasta el otro día el paso. Lorena contó que “nunca pensamos que iba a suceder algo así, nos sorprendimos con esto. Lo que sí, sentí abandono, porque veníamos con niños y eso no importó nada, nos teníamos que devolver y punto”.

Se dirigían a La Serena, donde pasarán unos cinco días. Tomaron lo sucedido “como un aprendizaje” y agradecieron la alternativa de refugiarse en el campamento de La Laguna, donde pudieron alimentar y abrigar a sus dos hijos.

Lucrecia Salín vive en Santiago junto a su esposo chileno y sus tres hijos de cinco, dos y un año. “Yo soy cordobesa, pero vivimos todos en Santiago, fuimos a visitar a mi familia y ahora estamos volviendo a casa en Santiago. Como en Mendoza habían doce horas de espera nos vinimos por San Juan y, bueno, no esperábamos esto”, detalló.

Durante la espera, habían tomado la decisión de pasar la noche en el auto “por seguridad, porque nos iba a agarrar la noche y el camino no es como para arriesgarse”, por lo que la opción de esperar en La Laguna fue muy bien recibida por este grupo familiar.

Pasadas las nueve de la noche llegó al campamento de La Laguna un funcionario de Vialidad a informar que habían logrado solucionar temporalmente el problema, por lo que habían que partir rápidamente, antes de que el paso se volviera a cerrar. Todos pudieron pasar sin problemas hacia La Serena.

Compartir en .....