Claudio Piña

Tecnología y democracia

En Chile generalmente se entiende a la democracia como la elección entre distintas opciones, y en particular en las votaciones de representantes, donde hay experiencias digitalizadas, tanto de éxitos y otras de fracasos.

Pero la democracia es mucho más amplia que solo la elección, también involucra la creación de esas alternativas, la contraposición y contrastación de ideas tanto abstractas como concretas, y eso hoy en día está totalmente mediado por la tecnología.

En las redes sociales, por ejemplo, se forman grupos de interés académico, de hobbies, políticas, cine, etc. Todas esas interacciones involucran a la democracia, tanto en su forma como en su fondo.

Hoy más que nunca, debemos explorar nuevas formas de participación ciudadana a través de las tecnologías de la comunicación, considerando tanto experiencias de otros lugares como nuevas metodologías y formas. Hay un ánimo de participación que es evidente en las redes sociales, como espontáneamente se crean #hashtag temáticos y en minutos son los más usados en el país para llamar la atención de los medios, por mencionar algunos ejemplos.

La participación en encuestas que no toman más de 5 minutos son buena forma de saber qué opina la ciudadanía en algunas cosas y que pueden ayudar a tener datos valiosos.

Finalmente, la política debe encontrar formas de “escuchar” a la ciudadanía, y hoy encerrados en casa, la tecnología ayuda no solo a tener datos, sino también a crear estrategias para la toma de decisiones de las direcciones, de tal manera que ellas hagan eco en la ciudadanía, respetando a las autoridades y validando sus cargos. Al menos tenemos todo para hacerlo, y a veces solo falta voluntad.

Por: Claudio Piña Novoa, académico UCEN Región Coquimbo

Compartir en .....