Emprender con éxito 2021

¿Pensando en emprender? Experto entrega consejos para hacerlo con éxito en medio de la pandemia

La actual crisis sanitaria ha modificado diversas áreas del quehacer humano, como por ejemplo la esfera laboral, donde se ha percibido un crecimiento exponencial de trabajos por cuenta propia.

De hecho, la consultora internacional Ipsos publicó recientemente el estudio “Emprendimiento en Tiempos de Pandemia”, en el cual se hizo un escáner sobre los negocios emergentes en Chile y el mundo. La encuesta realizada en 28 países, reveló que tres de cada diez personas declaran haber comenzado algún tipo de negocio en pandemia. En nuestro país, esa cifra asciende a un 46%, en tanto que un 37% no ha iniciado un emprendimiento, pero sí lo ha considerado.

A su vez, el estudio evidenció que un 49% de los encuestados en Chile piensa que es probable que inicie un emprendimiento en los próximos dos años, cifra que alcanza un 54% en adultos que tienen entre 35 y 49 años.

Si bien lo anterior es una muy buena noticia para la economía nacional, optar por un camino laboral independiente es un gran desafío, que requiere de contar con una hoja de ruta certera para no cometer errores y así preservar la supervivencia del proyecto en el tiempo.

“Un primer aspecto a tener en cuenta, y que se debe hacer al inicio, es la formalización del negocio. En medio de la crisis sanitaria se crearon muchos emprendimientos, pero varios siguen siendo informales, algo que impide optar a préstamos y dificulta mejorar los costos e ingresos”, explica Gustavo Yaquinto, director comercial de Emprende360, consultora que ofrece asesoría para todo tipo de emprendedores.

Luego, y una vez que el proyecto está en marcha, es recomendable realizar un diagnóstico en todas sus etapas, pero sin descuidar su avance y funcionamiento diario. “La evaluación y pulso del emprendimiento contempla varias fases: la visión inicial, el seguimiento de su desarrollo, el fortalecimiento del mismo emprendedor, la asesoría y acompañamiento y, finalmente, evaluar alternativas que permitan optimizar los recursos y balancear los costos mediante, por ejemplo, soluciones sustentables”, advierte el ejecutivo.

Y agrega: “Esta multitarea es algo que habitualmente cuesta hacer en un inicio, ya sea por falta de tiempo o por desconocimiento. En ese caso, tomar decisiones sin la certeza de dónde vamos a pisar, o bien sin un apoyo que nos alerte sobre posibles problemas, puede ser un riesgo demasiado alto”.

Otro aspecto fundamental que puede determinar el éxito de un negocio, es el papel que juega el o los fundadores.  “Muchas veces los dueños creen que los trabajadores están comprometidos, pero no siempre es así. En otros casos, él mismo puede estar pasando por un mal momento personal y traspasar eso a la empresa. El fracaso no siempre se debe a que lo que se ofrece es malo, sino a que el crecimiento exponencial del producto o servicio no va de la mano con otras variables, como por ejemplo, alguna falla en la gestión de recursos humanos, que puede hundir un proyecto”, puntualiza Yaquinto.

En cuanto a las metas y objetivos, el especialista asegura que al venir de un 2020 complejo, es importante mantener los pies en la tierra y producir en base a escenarios reales, sin exigencias desmesuradas que al no ser cumplidas pueda desalentar.

Al mismo tiempo, Yaquinto destaca la importancia de saber delegar. “Muchos emprendedores desean estar presentes en todas las áreas del negocio, pero eso generalmente es muy complejo, ya que implica descuidar aspectos clave del proyecto. Saber delegar será clave en este período, para poder dar un paso definitivo y tranquilo hacia un nivel de avance permanente en equipo, y así tener mayor holgura para conocer las necesidades de cada área de nuestro emprendimiento”, asegura.

Derribando barreras

Según el mismo estudio, con respecto a los obstáculos que existen para iniciar un negocio, el 50% de los chilenos cree que la principal piedra de tope es el financiamiento, el 21% la economía, el 19% las carencias en cuanto a conocimiento, un 8% la falta de interés y un 2% se inclina por otros motivos.

En esa línea, la recomendación para este año es asesorarse correctamente, ya que una buena guía inicial podría marcar la diferencia entre un proyecto exitoso y otro que podría dejar de existir.  “A veces los emprendedores piensan que buscar ayuda es perder capital, pero luego lo ven como una inversión, porque te puede salvar de tomar una mala decisión difícil de revertir en el futuro. Siempre se puede revertir un posible fracaso, ya sea asociándote con otros emprendedores o dando un giro completo en 360 grados que te permita salir adelante”, sostiene Gustavo Yaquinto.

Al mismo tiempo, existen técnicas como el coaching y la mentoría que fortalecen el negocio, especialmente en su área de Gestión de Personas. “Contar con un mentor aumenta las posibilidades de un buen resultado, ya que por su experiencia aconseja en las decisiones, mejora la confianza del emprendedor, anticipa escenarios y abre posibilidades de contactos. El apoyo también es beneficioso en el caso de empresas más maduras que pierden el norte y deben saber reaccionar rápidamente”, concluye el experto.

Compartir en .....