MesaCampesina

Mesa de Desarrollo Rural Campesina retoma su trabajo con foco en el déficit hídrico y manejo sustentable de la tierra

Un complejo escenario hídrico y medioambiental es el que está viviendo parte importante del país, y particularmente la región de Coquimbo. Escenario que afecta principalmente al mundo rural, con mayores dificultades para sacar adelante producciones agropecuarias y asegurar el agua para consumo humano.

En este contexto, la Gobernadora Regional, Krist Naranjo, convocó a los integrantes de la Mesa de Desarrollo Rural Campesino, con el fin de retomar el trabajo focalizado en las zonas más apartadas y de secano de la región en el momento en que más se requiere de trabajo transversal y mancomunado.

“Para nosotros es muy importante retomar esta instancia de colaboración con distintos actores agrícolas, principalmente la agricultura familiar campesina, quienes tienen un valor enorme en nuestra región. Ellos son la base de que tengamos una producción alimentaria asegurada, y hoy más que nunca tenemos que trabajar de la mano de los procesos productivos para tener un desarrollo sustentable, y por eso, es fundamental levantar distintas instancias con ellos”, detalló la Gobernadora Krist Naranjo.

Como detalló la autoridad regional, en esta instancia se abordarán temáticas como el déficit hídrico, el uso de suelos, el programa de suelos degradados, y diversas problemáticas relacionadas con los planes reguladores, temas “en los que es vital tener un acabado conocimiento de sus fundamentos, para un trabajo que, además, va de la mano con nuestras propuestas de desarrollo sustentable para la región de Coquimbo”, agregó la autoridad regional.

Esta será la primera sesión encabezada por la nueva autoridad regional, consolidándose así un nuevo paso de la Región de Coquimbo hacia la descentralización.

Así lo percibe la presidenta del Consejo Regional Campesino, Leticia Ramírez, quien dijo que “tenemos grandes expectativas, porque este instrumento nace por las dificultades que tienen las políticas públicas del Estado de hacerse efectivas en los territorios, por lo que logramos este acuerdo tripartito entre alcaldes, los dirigentes sociales y el Gobierno Regional. En este caso, como cambia la figura por el proceso de descentralización, para nosotros cobra vital importancia la figura descentralizada de quien rige los destinos de la región, porque creemos que tendría mejor sintonía y más facultades para poder intervenir en el territorio”.

Iniciativas sostenibles en el tiempo es lo que buscan los actores de la mesa, para lo que se requiere el completo involucramiento de las comunidades. En este tenor, la tabla a tratar considera la incorporación del Programa de Manejo Sustentable de la Tierra como parte de la Política de Desarrollo Rural, además de la proposición de una reunión exclusiva para abordar el Plan Caprino, junto con otras medidas de protección social, como generación de empleo y el desarrollo de obras de infiltración y acumulación de agua.

“Esta es la única instancia que tenemos en el país, que toma decisiones descentralizadas respecto de lo que tiene el Estado. Para nosotros es motivo de orgullo este instrumento que logramos construir hace ya bastante tiempo, pero que todavía no entrega los frutos esperados”, agregó la dirigenta.

Por su parte, el alcalde de Combarbalá, Pedro Castillo, destacó que “particularmente nos interesa poder abordar la implementación del Programa de Manejo Sustentable de la Tierra en toda la Región de Coquimbo, el cual partió como un piloto en la comuna de Combarbalá financiado por el Banco Mundial, pero los resultados que ha mostrado hacen necesario extender esta política pública a todo el territorio regional”.

Una iniciativa que considera, por ejemplo, un Sistema de Captación de aguas Lluvias en la comunidad agrícola San Lorenzo, con una capacidad de almacenamiento de 40.000 litros; el manejo forestal mediante poda sanitaria de Quintral en cerca de 250 hectáreas de vegetación nativa, perteneciente a 5 comunidades agrícolas; el apoyo a la apicultura; la recarga de acuíferos mediante construcción de muretes de piedra en zonas con alta degradación, permitiendo mejor la infiltración de precipitaciones temporales y, entre otras acciones que se buscan amplificar a todo el territorio.

El alcalde agregó que además se debe abordar las acciones planificadas por el Gobierno en materia de escasez hídrica, considerando que actualmente está avanzando la entrega de los recursos del 5% de emergencia para las comunas, sin embargo, “el déficit de lluvias hará necesarias otras medidas que se pueda implementar, particularmente entre los meses de enero y abril de 2022, además de la proyección y los planteamientos de la Gobernadora Regional en cuanto a medidas de mediano y largo plazo”.

Compartir en .....