15.8 C
La Serena
Miércoles, Agosto 10, 2022
spot_img

Sabor y personalidad en las cervezas artesanales chilenas

En el día internacional de la cerveza, Fundación Imagen de Chile destaca cervecerías artesanales ubicadas a lo largo del país, cuya geografía le otorga un carácter particular y encantan paladares en Chile y el mundo.

Atrapanieblas:

Ubicada en la Reserva Ecológica Cerro Grande en la Región de Coquimbo, esta cervecería –creada por los hermanos Miguel y Marco Carcuro- le debe su nombre a que el agua que utiliza para su elaboración proviene de la niebla, una característica climática típica del norte de Chile y que los pueblos originarios denominaron Camanchaca. A través de cuatro paneles de atrapanieblas logran “cosechar” entre 2.000 y 3.000 litros de agua a la semana. Esta agua, que viene directo de las nubes del Pacífico a la bodega, se introduce al proceso de macerado y según algunos catadores le otorga unas notas salinas que no se encuentran en otras cervezas. Producen dos variedades: Brown Ale y Scottish Ale.

Guayacán:

Desde su fundación en 2009 en el Valle del Elqui, Cervecería Guayacán ha sido pionera e innovadora en varios aspectos. En 2013 fue la primera cervecería chilena y latinoamericana en levantar capital a través del sistema crowdfunding de inversión. Al año siguiente, instalaron paneles fotovoltaicos en su planta de producción, contribuyendo a bajar la huella de carbono a través del uso de energía solar libre de emisiones. Y en 2017, se certificaron como “Empresa B”, convirtiéndose en la primera “Cerveza B” de Latinoamérica. Comprometidos con la sustentabilidad y el medio ambiente, reutilizan anualmente 8.000 botellas de vidrio y cuentan con un punto de reciclaje para manejar responsablemente los residuos. Algunas de las variedades que producen son: Golden, Pale, Stout e Ipa.

Cerveza +56:

Esta cervecería busca entregar, en cada botella, sabor y frescura junto con identidad y orgullo chileno. Así nace en 2013 con el nombre del código telefónico del país +56, permitiendo conectar la esencia de los chilenos con una cerveza artesanal. “Nuestro objetivo ha sido siempre potenciar lo local, lo que refleja la etiqueta de nuestra cerveza. Queremos que nuestros consumidores puedan vivir la experiencia completa, que conozcan nuestra historia, nuestras frases típicas y nuestra cerveza” afirma la directora comercial de Cervecería +56, Francisca Pacheco. Producen cuatro variedades: Pale Ale, Ambar Ale, Stout e Ipa.

Hathor:

Este emprendimiento formado únicamente por mujeres y bautizado Hathor en honor a la diosa egipcia de la fiesta, el placer y la cerveza, obtuvo la Medalla de Oro Copa Cerveza América en 2018. Ubicado en el Valle de Curacaví, utilizan las aguas de napas subterráneas para la elaboración de la cerveza. “Trabajar con mujeres es una experiencia que se ha perdido a lo largo de la historia, creo que antes era más común, se ha borrado la gran complicidad que tenemos las mujeres. Además, trabajar con mujeres va dentro de lo que espero que sea un espacio horizontal”, afirma Marcela Jiménez, fundadora de la cervecería. Cuentan con cinco variedades: Stout, Scottish Ale, Belgian Pale Ale, Weizen, Faraona American Ipa.

Miga Beer:

En plena pandemia del Covid-19, un panadero y un cervecero se unieron para crear Miga Beer, una cerveza que se elabora al reemplazar la cebada con los restos de pan, generando un producto más sostenible y contribuyendo tanto a la economía circular como al medio ambiente. Esta cerveza se produce específicamente con los sobrantes de pan de la panadería La Benjamina. Producen Wheat Ale, una cerveza de trigo refrescante con más carácter a lúpulo y menos a levadura que las típicas cervezas de trigo alemanas.

Bundor:

En 2013 en el corazón de Valdivia nace la cerveza Bundor, una producción artesanal que poco a poco fue conquistando paladares dentro y fuera de Chile. Hoy producen  variedades como Blonde Ale, American India Pale Ale, Irish Red Ale y Oatmeal Stout, y suelen sumar creaciones de temporada para sorprender a sus fanáticos. En 2017 abrieron el Bar Bundor en Isla de Teja -rodeada por los ríos Calle-Calle, Valdivia, Cau-Cau y Cruces-, que se ha convertido en parada obligatoria para degustar las mejores cervezas artesanales de Valdivia.

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,058SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img