Banco Central de Chile develó imagen del nuevo billete de 20.000 pesos

Santiago.- El presidente del Banco Central de Chile, José De Gregorio, presentó hoy la imagen y características del nuevo billete de 20.000, el tercero de la Nueva Familia de Billetes que reemplazará a la que existe desde hace 30 años.

En una conferencia de prensa ofrecida en la Sala de Consejo del edificio institucional junto al Gerente Tesorero, Iván Montoya, el Presidente del Instituto Emisor informó que el nuevo billete de 20.000 entrará en circulación el 28 de julio próximo, a través de los bancos comerciales y, gradualmente, a través de los cajeros automáticos.

El nuevo billete tendrá un color naranjo cobrizo, lo que le da una característica claramente identificable y su diseño permite apreciar con mayor nitidez el concepto de Familia que tendrán todos los billetes chilenos.

La puesta en circulación de la Nueva Familia de Billetes es un proceso gradual que incluirá todas las denominaciones y que se inició en septiembre de 2009 con el billete de 5.000 pesos, seguido por la puesta en circulación del billete de 10.000 en marzo de 2010.

A lo largo del año 2010, se incorporarán a las de 5.000, 10.000 y 20.000 pesos una cuarta denominación, hasta culminar el proceso con el último billete, en el año 2011.

Con la puesta en circulación de esta tercera denominación de la Nueva Familia de Billetes, se consolida la representación de nuestras bellezas naturales a lo largo de todo el país: Zona Central (Parque Nacional La Campana en el billete de 5.000), Zona Austral (Parque Nacional Alberto de Agostini en el billete de 10.000) y Norte de Chile (Monumento Natural Salar de Surire en el billete de 20.000).

Al igual como ocurrió con el billete de 5.000 y 10.000 pesos, el nuevo billete de 20.000 convivirá con el billete actual durante aproximadamente un año. Para cumplir con ese período, el Banco Central de Chile acortará el proceso de reemplazo natural del billete de esta denominación, que es de aproximadamente tres años.

 

El nuevo billete de 20.000 es de papel algodón, material exclusivo para la fabricación de billetes. Este papel es un sustrato mejorado respecto del que existe hoy, con mayor gramaje e hilos de algodón, lo cual le da una textura más fácil de identificar y permite, a su vez, lograr una impresión con más relieves para su reconocimiento.

 

Cuenta con elementos de seguridad de última generación, para facilitar el reconocimiento a las personas y a los equipos que utilizan estos medios de pago.

 

El anverso tiene un nuevo retrato de Andrés Bello, basado en un retrato del pintor francés Raymond Monvoisin (1790-1870) que pertenece a la Universidad de Chile. Junto a él, incorpora imágenes del corazón del Copihue, flor nacional y el Antú, símbolo mapuche que representa el sol que fecunda la tierra.

 

El reverso tiene una imagen del Monumento Salar de Surire, ubicado al extremo norte de Chile, en la Región de Arica y Parinacota. Contiene además la imagen del Flamenco Chileno, ave que habita en zonas de agua poco profundas, dulce o salada, a lo largo de todo el territorio nacional.

 

Como parte del concepto de familia, las medidas de seguridad entre denominaciones de igual material se mantienen, de manera de hacer más fácil el reconocimiento para la ciudadanía.

 

De esta manera, el billete de 20.000 cuenta con las mismas medidas de seguridad del billete de 10.000, ambos elaborados en papel algodón especial para fabricación de billetes.

 

El nuevo billete de 20.000 tiene entre las características de seguridad una impresión con relieve pronunciado, una marca de agua más sofisticada, ya que junto al retrato se agrega, como un elemento de seguridad adicional, el texto 20 MIL, y una imagen incompleta en cada una de las caras, que al mirar a contraluz se completa el número 20000.

 

Tiene, además, dos hilos de seguridad. Uno es visible sólo a contraluz y el otro es una Franja 3D, dentro de la cual hay un Antú, ícono que se mueve transversalmente cuando se inclina el billete.

 

Al inclinar el billete por el reverso, el número 20000 cambia de color, de verde a un naranjo cobrizo brillante.

 

Nueva familia

 

Conforme al mandato establecido en su Ley Orgánica Constitucional, de velar por el normal funcionamiento de los pagos internos y externos y la potestad exclusiva de emisión de billetes, el Banco Central de Chile inició hace más de tres años un intenso trabajo técnico y artístico para adaptar los medios de pago a nuevos escenarios internacionales y a las tendencias que siguen los más importantes bancos centrales del mundo, anticipándose con ello a desarrollos tecnológicos que, en un futuro no lejano, puedan volver a los actuales billetes inseguros.

 

Los nuevos billetes tienen diseños homogéneos y elementos comunes (la ubicación de los números, firmas y posición de los retratos es equivalente entre las distintas denominaciones). Son diseños pensados para fabricarse en dos sustratos: polímero y papel de algodón.

 

Mediante sofisticados procesos de impresión se irán modificando los diseños, manteniendo el personaje histórico del anverso e incluyendo, en cada reverso, representaciones de paisajes naturales. Cada denominación irá incorporando símbolos propios de nuestra identidad nacional, elementos más avanzados de seguridad y características que facilitarán la identificación de las denominaciones al público en general, y a las personas con dificultades de visión, de tercera edad y no videntes, en especial.

 

Una de las características de la Nueva Familia de Billetes que facilita su identificación es la diferencia de 7 milímetros de largo entre cada una de sus denominaciones, en orden decreciente según valor. Por ello, el billete de 20.000 tiene una medida de 148 x 70 mm versus el de 10.000 que mide 141 x 70 mm y el de 5.000 con un tamaño de 134 x 70 mm.

 

Todos los billetes conservarán el mismo alto.

 

Las características de este nuevo billete de 20.000, así como la información sobre la nueva Familia, están disponibles en el sitio web www.nuevosbilletes.cl, especialmente diseñado para este fin.

 

Tanto para el diseño, como para la producción de esta nueva Familia de Billetes, se realizó una licitación con empresas nacionales e internacionales, cuya selección fue realizada en base a los análisis del comité de expertos a cargo de este proceso, un comité técnico formado por especialistas del Banco Central de Chile y asesores especialistas de bancos centrales de los países con acuerdos de cooperación técnica, apoyados por estudios de percepción pública al cual fueron sometidas todas las propuestas.

 

La selección de paisajes y la evaluación artística de la nueva familia, estuvo a cargo de un comité de expertos presidido por el Director del Museo de Bellas Artes, Milan Ivelic, e integrado por artistas y especialistas destacados del mundo de las artes, la academia y la cultura.

 

El diseño de la Nueva Familia de Billetes fue adjudicado a la empresa sueca Crane AB, mientras que en materia de producción, la Nueva Familia de Billetes fue adjudicada a las empresas Note Printing Australia Ltd (Australia) y Crane AB (Suecia).

Compartir en .....