Churchill ordenó no publicar incidente con OVNI para no causar pánico

Agosto 5.- Archivos secretos dados a conocer hoy revelan que el ex primer ministro británico Winston Churchill ordenó ocultar un incidente entre un bombardero de la Real Fuerza Aérea (RAF) y un ovni durante la Segunda Guerra Mundial, por temor a causar pánico en el público.

Según el documento, Churchill prohibió reportar el extraño incidente ocurrido en la costa este de Inglaterra, temiendo desatar histeria colectiva. La orden de ocultamiento la dio durante una reunión secreta en algún lugar de los Estados Unidos, que se efectuó cerca del final de la guerra, con el general Dwight Eisenhower, quien entonces era comandante de las fuerzas aliadas.

Los archivos secretos, de miles de páginas de archivos desclasificados de los ovnis, se abrieron hoy y se pueden ver en línea en los Archivos Nacionales del Reino Unido. Estos archivos incluyen correspondencia del público, informes, dibujos y temas tratados en el Parlamento, que van desde principios del año 1900 hasta el 2000

Un oficial de la RAF, nieto de un guardaespaldas militar de Churchill, que ahora es un físico de Leicester, escribió al ministro de Defensa en 1999 preguntando sobre el incidente, después que su abuelo reveló detalles a su familia.

Según la carta escrita por este físico, un avión de reconocimiento y su tripulación retornaban de una misión sobre la Europa ocupada, cuando ocurrió el incidente. Durante el vuelo, probablemente sobre la costa cercana a Cumbria, la nave se aproximó a un ovni metálico con forma de flecha que les hizo sombra. La tripulación llegó a tomar fotos del ovni, que sobrevoló ruidosamente cerca del la aeronave, según informó el diario británico The Independent.

En la reunión secreta que Churchill sostuvo con Eisenhower, un experto en armas descartó que el objeto sea un misil y lo señaló como “totalmente allende  las capacidades de la época”. Otra persona presente en esa reunión dijo que podría ser un ovni, entonces Churchill ordenó que el informe sea clasificado por lo menos por medio siglo y revisado por el primer ministro para evitar difundir el pánico.

El físico en mención, cuyo nombre no se conoce todavía, escribió: “ninguno de los dos lados era capaz de dar un informe verosímil sobre estas observaciones, lo cual creó un alto grado de preocupación”, según figura en los archivos. Churchill declaró que “el hecho debe ser inmediatamente clasificado porque podría crear pánico masivo en la población en general y destruir la fe en la Iglesia”.

El guardaespaldas de Churchill sólo reveló lo que sabía a su esposa en su lecho de muerte, en 1973. La viuda transmitió el relato a su hija, madre del físico, cuando ésta tenía nueve años, quien a su vez años después dio a conocer el incidente a su hijo.

El físico, que también es experto en astronomía y desarrollador de software para use de ingeniería de aeronaves térmicas, quiso que se investigue la ciencia detrás del incidente después que su abuelo quedó convencido de que el objeto era tecnología secreta probada por un poder extraño.

Después de investigar los argumentos del físico, un oficial del ministerio de Defensa dijo que no había evidencia para apoyar los reportes pues los archivos de ovnis anteriores a 1967 fueron destruidos después de cinco años debido a insuficiente interés público.

En julio de 1952, después de una serie de avistamientos, Churchill escribió a la RAF preguntando: “¿qué es todo eso de platos voladores?, ¿cuál es la verdad?, ¿qué puede significar?”. Los jefes de inteligencia, sin que lo sepa Churchill, habían formado el Partido Trabajadores del Plato Volador en 1950, para investigar los reportes, con el espaldarazo de Lord Mountbatten, quien creía que los ovnis eran naves extraterrestres.

Fuente: Con Nuestro Perú

Compartir en .....