Seremi de Salud inicia en Vicuña programa de capacitación a mujeres temporeras

Vicuña.- 25 mujeres temporeras de Vicuña y sus alrededores fueron las primeras en participar en un programa de capacitación dirigido a este tipo de trabajadoras con el fin de prevenir intoxicaciones derivadas del uso de plaguicidas en labores agrícolas. Precisamente las temporeras  son un grupo vulnerable en  materia de salud ocupacional y priorizado a nivel regional junto a los trabajadores de la construcción por los riesgos a la salud asociados.

 En este contexto, prevenir los riesgos laborales es uno de los objetivos de la Seremi de  Salud, por lo que se realizan actividades que apuntan a la protección de la población más vulnerable tal como lo señaló, en la inauguración del taller, el Jefe Provincial Elqui de la Seremi de Salud Dr. Víctor Correa, además de la implementación de los programas de fiscalización  de las condiciones laborales.

 

La actividad organizada por la Unidad de Salud Ocupacional de la Seremi  de Salud en coordinación con la Oficina Comunal Vicuña de dicha institución, incluyó la explicación sobre qué son los plaguicidas, cuáles son los riesgos para la salud, cuáles son las vías de ingreso al organismo, así como la prevención de accidentes e intoxicaciones derivadas por su mal uso, problemas de dosificación, o falta de elementos de protección personal. En este sentido se hizo hincapié en el respeto de los períodos de carencia y reingreso a los predios luego de la aplicación de los plaguicidas, así como en el uso de elementos de protección personal, actividad acompañada con videos educativos y entrega de elementos de protección personal como caramayolas, pelotitas anti-estrés, gorros con nuquera para evitar la radiación solar, poleras y  trípticos educativo sobre plaguicidas.

 

Durante la capacitación también se les dio a conocer las principales problemas musculo-esqueléticos derivados de su labor como temporeras, y cuáles son los ejercicios adecuados para prevenir las molestias y dolores musculares dado los largos períodos de pie y con los brazos extendidos. Las temporeras también pudieron hacer consultas al respecto, así como de sus derechos en salud, pues tienen acceso a ser atendidas por Fonasa a los dos meses de contrato, así como los pesos máximos a cargar de acuerdo a la ley, 20 kilos en caso de las mujeres y 50 kilos en caso de los hombres, quedando prohibida la carga para embarazadas y menores de 18 años.

 

Cabe señalar que el trabajo de temporeras se adelantó este año pues en agosto ya comenzaron con las podas en verde. Este tipo de talleres continuarán en Ovalle próximamente y continuarán hasta fin de año recorriendo otras comunas agrícolas de las Provincias del Limarí y Choapa.

 

Compartir en .....