SONY DSC

Jóvenes se capacitan durante todo el verano para lograr su inserción laboral

Con el entusiasmo de aprender algo nuevo y sabroso cada día, 20 jóvenes y adultos de Fundación Coanil están a punto de completar la etapa formativa del curso Ayudante de Casino, del programa denominado “Empleando con apoyo: Una nueva propuesta a la inclusión”, que financia el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, cuyo objetivo es capacitar a 40 personas, de los cuales 15, son jóvenes con discapacidad intelectual y 25, familiares de personas que presentan esta misma condición.

“Los jóvenes están en plena formación, aprendiendo una cantidad de funciones y preparaciones impresionantes, de acuerdo a la gran variedad de platos que existen en un casino. Ha sido bien productivo para los alumnos, ya que la OTEC ha dispuesto de todo el material necesario para la correcta elaboración de un plato, siendo muy importante para el aprendizaje e incluso en elaboraciones complicadas”, afirmó Ana Riveros Plaza, directora regional de la Fundación Coanil; institución que ejecuta el proyecto a través del colegio Los Pensamientos de Juan XXIII, de La Serena.

Por su parte, Ricardo Soto, profesor de gastronomía, explicó los diferentes aspectos del curso: “La formación está enfocada en una producción industrial tipo casino, y durante toda la semana hay clases teóricas y prácticas como la revisión de los elementos de una receta. Luego, la elaboración de platos y concluye el aprendizaje con una degustación de lo preparado. La idea es formarlos para el mundo del trabajo”.

Inserción laboral

Por el grupo objetivo y su formación teórico-práctica, el proyecto es inédito en la región. Considera capacitación, uniformes, subsidio de locomoción y colación, pero lo más importante es que contempla un mínimo de un 60 por ciento de inserción laboral en empresas de la zona: “Ya tenemos algunos insertados en Enjoy, y hacemos el llamado a las empresas de la región para que nos den la oportunidad y confíen en este proyecto serio, que lo que único que desea es capacitar a personas con discapacidad intelectual y sus familias, para insertarlos en el mundo laboral”, explicó Ana Riveros.

Por su parte, una de las terapeutas ocupacionales del proyecto, Viviana Carrasco, manifestó que “es de suma importancia que como sociedad se valore y reconozca el gran potencial de trabajo que poseen los jóvenes con capacidad intelectual descendida. Se ha trabajado arduamente con ellos, basado en el modelo de Ocupación Humana, con una mirada integral de cada participante, lo que permite potenciar al máximo sus capacidades”.

En la actualidad, Coanil se encuentra buscando socios empresariales para insertar a los jóvenes capacitados bajo el enfoque de “empleo con apoyo”,  lo que brinda al empresario mayor confianza y seguridad al momento de la contratación.

Propuesta innovadora e inclusiva

Cabe mencionar que el proyecto busca mejorar las competencias laborales de personas con discapacidad intelectual y sus familias, a través de un programa de capacitación competente para la obtención de empleos de calidad en empresas de las comunas de La Serena y Coquimbo, contribuyendo con ello a mejorar la calidad de vida de estas personas vulnerables desde la perspectiva laboral.

Durante seis meses, con el apoyo de un equipo multiprofesional, los beneficiarios desarrollarán competencias técnicas en oficios como mantención y aseo industrial o auxiliar de casino.

Compartir en .....