Nicolás Chacón Radic.

Estudiante UCN descendiente de Prat cuenta el orgullo de formar parte de la casta del héroe

El estudiante de quinto año de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte (UCN), Nicolás Chacón Radic, conmemora el 21 de mayo de forma especial con su familia. Esto, porque el joven de 22 años es descendiente de la rama materna del héroe naval de Iquique, Arturo Prat Chacón.

Chacón Radic es descendiente directo de Jacinto Chacón, tío materno del capitán de la Esmeralda. Cabe recordar que la influencia del “tío Jacinto” no se remite solo a su parentesco con el héroe, sino que fue Jacinto quien matriculó en la Escuela Naval al pequeño Arturo, de entonces 10 años y a su primo Luis Uribe Orrego, quien también participó en el combate Naval de Iquique, llegando a ser el último comandante de la gloriosa Corbeta Esmeralda.

“Mi familia viene del tío de Prat. Tenemos parientes en la calle Blanco en Valparaíso, y mi padre me recuerda que, para el centenario del combate en 1979, mi abuelo fue invitado por un señor de apellido Carvajal, que es descendiente directo de Arturo, para que le acompañase a las conmemoraciones del centenario desde el palco de honor que las autoridades habían levantado tanto en Valparaíso como en Iquique”, recuerda el joven.

LA INFLUENCIA DE JACINTO

Asimismo, explica que, de generación en generación, se transmite mucho la agitada vida de Jacinto. “Fue un hombre muy adelantado a su época, quien cautivó con sus historias a Arturo a través de cuentos de piratas. “Jacinto fue una gran influencia para él, además fue abogado, profesión que en el futuro siguió su sobrino”.

Familia-Chacón

En efecto Jacinto Chacón Barrios, hermano de la madre de Prat, doña Rosario Chacón Barrios, provenían de españoles. Jacinto más allá de su parentesco con el futuro héroe de la Guerra de Pacífico, resaltó en el ámbito civil en muchos aspectos. Se licenció de abogado en 1843, llegando a ser diputado por Concepción. Además de periodista y pedagogo, publicó una decena de libros y fue uno de los promotores del espiritismo en Chile.

“Él estaba muy ligado a las comunicaciones. Después de él, nadie de mi familia excepto yo, se volvió a familiarizar con esta disciplina. Por ende, saber que provengo de una familia ligada no solo a uno de los máximos héroes de Chile, sino también de un gran escritor y periodista, es para mí un gran apoyo”, cuenta Nicolás.

CONMEMORACIONES

Nicolás dice que, para cada 21 de mayo, más allá de las festividades oficiales, su familia se lo toma con reflexión y orgullo, puesto que el protagonista principal de la épica de Iquique es un antepasado.

“Casi siempre vamos a Iquique a visitar la boya, como también la réplica de la Esmeralda. Podría parecer cliché, pero no nos deja de conmover el sabernos parte de una descendencia en donde hubo un hombre de tanta valentía. A mí me pedían aparecer en los actos del colegio representando a Arturo Prat, lo que hacía gustoso. Pese a los años y tal vez la lejanía del parentesco, su valor es una cosa que sigue inalterable no solo en mí, sino que en todos sus descendientes e imagino, en la gran mayoría de los chilenos”.

Compartir en .....