Home office

Remotos e híbridos: la transformación de los espacios de trabajo pos pandemia

Es posible que los días de largos viajes al trabajo hayan disminuido o, en algunos casos, desaparecido. Hoy, gracias a la pandemia y a la era digital, se conformó un nuevo lugar de trabajo híbrido, de oficina a tiempo parcial y trabajadores remotos. Ante este escenario es posible asegurar que sin la tecnología, la sobrevivencia operativa de las organizaciones no hubiera sido posible.

La situación actual sin duda aceleró la imperiosa necesidad de las empresas de evolucionar hacia una realidad más digital, apalancada por la tecnologías, para no solo mantenerse a flote sino para dar respuesta a las nuevas demandas de los consumidores, respondiendo con nuevos modelos de negocios, más rentables y más competitivos, a través de nuevos procesos productivos. Uno de tantos cambios ha sido y seguirá siendo los nuevos espacios de trabajo.

“Las nuevas herramientas y habilidades digitales que necesariamente afloraron en las compañías producto del COVID-19, deben ser preparadas y planificadas en el tiempo para ofrecer una mejor experiencia virtual a los clientes, socios y empleados”, explica Sergio Morales, Gerente General de CoasinLogicalis.

Debido a la importancia de los cambios en los nuevos espacios laborales, el ejecutivo comparte su visión en el corto y mediano plazo en la materia.

La nueva norma: trabajo híbrido y remoto

El trabajo remoto ha sido una necesidad para una alta proporción de empresas durante la pandemia. Según Gartner, al menos el 48% de los empleados trabajará de forma remota al menos parte del tiempo después de la pandemia.

Muchas organizaciones se han sorprendido por la velocidad que han tenido sus colaboradores para transformar sus formas de trabajar. Migraron de la oficina para trabajar de forma eficaz remota desde casa. Accedieron a los sistemas de la empresa, interactuando y realizando transacciones con sus clientes.

“Ahora es el momento de revisar los sistemas de rehabilitación implementados apresuradamente, ya que el lugar de trabajo híbrido ha llegado para quedarse”, detalla Morales.

Lado humano: optimización del trabajo remoto

La pandemia ha hecho que la separación entre el trabajo y la vida familiar sea prácticamente imposible. Por ende, apoyar a los empleados requiere que el liderazgo ejecutivo sea comprensivo, transparente, altamente comunicativo y apoye a los empleados.

Los líderes de RR.HH., en particular, han estado en el centro de la respuesta rápida de sus organizaciones a esta crisis, y han estado desempeñando un papel central para mantener a la fuerza laboral comprometida, productiva y resiliente.

Ahora los líderes de esta área deben centrar su atención en la recuperación, reforzando el compromiso con el bienestar y el propósito, mientras prepara a la fuerza laboral con las habilidades y capacidades para su regreso.

Conectar de una manera más humana y auténtica

Esta forma de trabajar también ha mostrado una visión más íntima de la vida hogareña de los trabajadores, con videollamadas frecuentemente interrumpidas con familias y mascotas.

Muchos han hecho conexiones más estrechas con los pares durante este período, y las organizaciones deben aprovechar esto a medida que se avanza hacia la recuperación. Es probable que los trabajadores regresen a los entornos de oficina con un deseo mayor de conexiones significativas.

Por lo tanto, es más probable que los espacios de oficina acentúen los aspectos colaborativos del trabajo moderno, mientras que, al mismo tiempo, necesitan ser adaptables para satisfacer las inevitables demandas de flexibilidad en el lugar de trabajo.

Enriqueciendo la experiencia digital

Como resultado del trabajo remoto, las empresas, las escuelas y los servicios públicos han tenido que redoblar sus esfuerzos para ofrecer una mejor experiencia digital para los consumidores y usuarios, ya sea a través de aplicaciones móviles, sitios web, eventos virtuales o seminarios web.

Las tecnologías digitales como el aprendizaje automático y la automatización también han provocado un cambio en las expectativas de los usuarios. Aquello ha dado como resultado un nuevo tipo de colaborador digital y moderno.

“La experiencia de los colaboradores, usualmente diseñadas para modelos presenciales, deben ser re diseñados basados en las posibilidades de trabajo en múltiples entornos de colaboración, presencial o simplemente virtual. Al igual que la experiencia de los consumidores, la de los colaboradores debe ser multicanal respecto a la relación con los sistemas y servicios entregados por las empresas. Por esto, las organizaciones deben entender los hábitos y gustos de sus trabajadores al igual que como lo hacen con sus consumidores o clientes, y abrirse a invertir decididamente en las nuevas tecnologías o arriesgarse a perder atractivo y productividad de su capital humano”, concluye el ejecutivo.

Compartir en .....