Taxis Colectivos en Estado de Alerta por Precio de Combustibles

colectivo_1Cruciales serán las gestiones que desarrollará estos días la Confederación Nacional de Taxis Colectivos de Chile en su propósito de lograr un trato más equitativo del gobierno respecto a los elevados precios de los combustibles que pagan los microempresarios del transporte menor de pasajeros.

 

Así fue acordado por la asamblea de dirigentes de las principales organizaciones regionales del gremio de taxis colectivos, quienes se reunieron este lunes en La Serena a fin de acordar una posición común a nivel nacional.

Durante la jornada de la mañana existieron mociones que llamaron a radicalizar la postura de CONATACOCH frente a la autoridad, llegando incluso a mencionarse la opción de paralizar la actividad a nivel nacional, lo que significaría dejar a millones de ciudadanos del país prácticamente sin locomoción colectiva ya que los taxis colectivos trasladan a cerca del 80% de los pasajeros de las regiones, mientras que un millón de usuarios utilizan nuestros servicios diariamente en la capital.

Al pasar de las horas y con los antecedentes presentados por el directorio de la entidad, los planteamientos fueron morigerándose, primando finalmente la postura de mantener el dialogo que se ha venido desarrollando en las últimas semanas y del que se espera se obtengan resultados durante los próximos días. CONATACOCH plantea que los taxis colectivos obtengan una rebaja focalizada del impuesto específico a los combustibles.

“No queremos soluciones de parche –dijo el presidente Sandoval- si nos plantean un bono compensatorio lo aceptaremos sólo si ello es parte de un programa serio de trabajo que nos conduzca a lograr nuestra mayor demanda gremial, la que consiste en que los taxis colectivos reciban un trato equitativo respecto a las otras modalidades del transporte y respecto a nuestro carácter de microempresarios. Hoy solamente nosotros, los taxistas y los particulares pagan el 100% del impuesto específico. Prácticamente la totalidad de las demás actividades económicas acceden a rebajas tributarias. Nosotros no descontamos un peso de nada, aportamos con casi U$ 450.000.000 (cuatrocientos cincuenta millones de dólares) al año por el pago de impuesto específico e IVA a los combustibles y más encima debemos enfrentar un escenario de competencia desleal frente al transporte de pasajeros mayor, porque resulta que el propio estado de Chile está subsidiando al Transantiago y a los microbuses de regiones y lo hace con los dineros de todos los chilenos, incluyendo los nuestros. O sea nosotros pagamos $225.000.000.000 (doscientos veinticinco mil millones de pesos) al año en impuestos para que el estado tome parte de esos dineros y se los regale a nuestra competencia. Suena increíble, por decirlo suavemente. Esto ya no da para más”, sentenció Sandoval.

Si bien el directorio de CONATACOCH recibió el mandato de la asamblea de continuar dialogando, este respaldo al diálogo quedó condicionado a que se observe una voluntad real del ejecutivo de avanzar en pro de la solución que plantea el gremio o de una alternativa que cumpla con la misma finalidad. Asimismo la asamblea otorgo amplias facultades a los máximos dirigentes para decidir las acciones a seguir de considerar que el diálogo no fructifica.

Los próximos días serán cruciales. Mientras en la capital y en Valparaíso los dirigentes de la única confederación nacional de taxis colectivos mantengan las conversaciones con el ejecutivo y el Congreso, los más de 60.000 taxis colectivos del país se mantendrán en estado de alerta, aguardando los llamados a manifestarse de las más diversas formas. Los rayados en los parabrisas, los bocinazos, las caravanas de automóviles, y eventualmente la paralización total de actividades a nivel país se asoman a un horizonte que se ve cada día más cercano.

Compartir en .....