Pescadores

Buscan apoyar la Acuicultura de Pequeña Escala a partir de la identificación de brechas tecnológicas en la Región de Coquimbo

Un trabajo de vinculación directa con asociaciones gremiales, empresas de pescadores artesanales y pequeños productores acuícolas, es el que está desarrollando el equipo de AquaPacífico desde junio de este año, buscando responder a dos requerimientos primordiales, primero posicionar al centro como una institución enfocada en prestar servicios de apoyo a la comunidad acuícola y segundo, conocer de primera mano las falencias o brechas que están aquejando al rubro actualmente.

Es un Centro de Innovación Acuícola para la zona norte centro de Chile surgido de la alianza de dos instituciones que llevan más de 30 años desarrollando este ámbito científico-productivo: la Universidad Católica del Norte (UCN) y Fundación Chile (FCh). Con el apoyo de Corfo, se concretó esta unión de capacidades, para funcionar como una nueva plataforma que impulse la acuicultura tanto regional como nacional.

La estrategia planteada desde la Unidad de Proyectos e Iniciativas del centro, es promover procesos de investigación y desarrollo innovadores con una mirada desde la industria, considerando sus brechas y necesidades a fin de incrementar la demanda y transferencia de tecnología acuícola sostenible hacia las empresas del sector. En este sentido, “la vinculación entre actores es fundamental para posibilitar el cumplimiento de dicho enfoque, cobrando especial relevancia la gobernanza del Centro en donde la industria toma un rol fundamental”, asegura Ximena Uribe, Jefe de proyectos e iniciativas.

Por su parte, el director ejecutivo de AquaPacífico, Fernando Jiménez de Cea explica que “en la proyección del centro se pretende fortalecer el programa de escalamiento productivo realizando un cambio estratégico en las iniciativas futuras, donde el centro pasará de entregar acompañamiento de iniciativas a ser una entidad beneficiaria donde la Acuicultura de Pequeña Escala (APE) será el estandarte durante los próximos 5 años, involucrando la participación de asociaciones de pescadores artesanales, pequeños y medianos emprendedores”.

Propuestas potenciales

El trabajo de construcción de las propuestas se está desarrollando de manera colaborativa entre la institución y las organizaciones de pescadores, considerando como foco principal sus necesidades.

“Estoy convencido de que hay un mejor resultado cuando las iniciativas salen del mismo entorno laboral o de las mismas asociaciones, para luego desde ahí, complementarlas con apoyo académico y con las formalidades requeridas para ser postuladas”, asegura Mario Fajardo, asesor de proyectos del centro.

A la fecha ya cuentan con cuatro propuestas listas para ser presentadas próximamente a diferentes fondos públicos. La primera tiene que ver con dos iniciativas levantadas en la Bahía de Tongoy, relacionadas directamente con APE y que busca responder a la problemática de la escases de semillas de Ostiones del Norte (Argopecten purpuratus).

“Una de las principales falencias identificadas en la zona, es que no hay disponibilidad durante todo el año de semilla de ostión ni tampoco se cuenta con el volumen que se necesita para que la industria produzca continuamente. Entonces nosotros tomamos esta idea y la cruzamos con el trabajo académico. En particular con la labor de maduración de ostiones que está desarrollando el Dr. José Rengel y que permitiría contar con especies maduras en los hatchery de manera continua durante todo el año”, puntualiza Fajardo.

Cabe destacar que en este proyecto se están articulando cuatro asociaciones de pescadores, el Liceo Carmen Rodríguez Henríquez, la Universidad Católica del Norte y AquaPacífico.

Una segunda propuesta tiene relación con el anhelo de desarrollar tecnología acorde con las dimensiones de la APE, puesto que aún se sigue trabajando con la implementación de cultivo proveniente desde Japón en los 80.

“La tecnología de cultivo no se ha modificado mucho más de lo que se ve, de hecho, han sido las mismas industrias que han realizado algunas adecuaciones a lo largo del tiempo. Entonces lo que nos interesa es levantar infraestructura que les permita ser más eficientes, mejorar el rendimiento y directamente trabajar en la disminución de la mortalidad”, explica el asesor de proyectos.

Por último, de las otras dos propuestas, una tiene que ver con la valoración nutricional de los subproductos o descartes acuícolas y la otra, con generar una línea comercial para la Almeja Taquilla (Mulinia edulis), esta última se está trabajando directamente con la Caleta de Peñuelas.

El equipo ya se ha vinculado y generado un trabajo colaborativo de identificación y levantamiento de propuestas con pequeños y medianos acuicultores de diversas caletas de la región. En la medida que el tiempo y el contexto sanitario lo permitan, esperan seguir realizando nuevas visitas a asociaciones, así como también dejar los canales abiertos para que pequeños, medianos y grandes acuicultores se acerquen al centro para generar nuevas vinculaciones e iniciativas de apoyo al rubro.

Compartir en .....